rebusc-arte-

Estaba leyendo hace unos días un texto que se llama “¿de qué vive un artista?” escrito por Lucas Ospina, bastante conocido, lo vi por ahí en una publicación de Facebook, no era nuevo y seguramente ya todo el mundo leyó lo comentó, pero eso no me importa, el caso es que este texto tenía una forma de escribir muy creativa y elocuente, describiendo las múltiples formas en las que los “artistas” sustentan económicamente su vida y su obra, de cómo se mueven laboralmente, fuera y dentro del medio. Planteaba una reflexión bastante tragicómica -por no decir otra cosa- sobre cómo según él las personas que se dedican al arte están sujetos a entes externos para sobrevivir como el resto de los simples mortales, no hay un dios en este pos mundo, no hay un arte sacro, ni moderno, ni de-colonial, ni transdisciplinar, multipluriposalter… no hay un arte en todo caso.

El arte se murió ¡efectivamente! Nosotros somos como los huevecillos de las moscas que vinieron a incubar en su cadáver putrefacto y podrido, que nadie quiso recoger, y reprodujo su propio ecosistema de bichos babeantes y viscoso, moho y parásitos, la clase creativa. Y así como eclosionan los huevecillos y se expande el moho y la carne es comida por los gusanos que viven en la tierra, siendo el cadáver del arte una cuna para un nuevo ecosistema, una nueva vida, la industria cultural. ¡Y nosotros! Que hemos salido de esos huevecillos académicos (universicarios), somos moscas nuevas listas para volar sobre la popo de alguien y posarnos encima de ella, delicioso. Observando con nuestros inmensos ojos, juntando nuestras patas y haciendo ¡muajajaja!, para luego vomitarnos encima de nosotros y comernos nuestro vómito, porque eso es lo que hacen las moscas. Estoy desencantado de lo que hacen llamar el arte, y no en mal plan, sino en buen plan, yo sé que Ospina en el sentido más cínico posible, tiene razón. Y aquí paso al otro texto que me leí, estaba en un comentario en esa misma publicación, y  dice:

“El autor se queda en lo descriptivo, no aporta nada nuevo y pudo ahorrarnos bastante tiempo de lectura inútil siendo más conciso; dos o tres líneas bastaban para decir lo mismo.”

A lo que a continuación me manda a un texto de Gabriel Zaid que se llama “Instituciones de la Cultura Libre” donde habla sobre cómo la búsqueda de conocimiento por parte de grupos de personas, sea simples conversaciones o la consolidación de academias, son propensas a abrazar un ente de poder ( iglesia, estado, transnacionales, los reptilianos, Kim Jong Un, etc) y siendo esto hecho la búsqueda de conocimiento empieza a ser frenada por las burocracias de las instituciones,  que las grandes búsquedas de conocimiento, los grandes aportes culturales no salen de las instituciones sino que entran a ellas, naciendo “libres”, en parte eso es verdad, sólo en parte. El autor hace un recuento histórico de las distintas etapas que ha tenido la búsqueda de conocimiento o la producción artística antes de ser absorbido por un ente oficial, agrega además datos sobre cómo se han creado universidades e instituciones hegemónicas con el auspicio de entes de poder. Y también nos habla de la “cultura libre”, una especie de colonia hippie en medio de una pradera cantando y bailando en armonía. Fuera de chiste, la idea es muy llamativa, una alternativa a lo oficial, propuesto desde una relación más orgánica con su entorno, funcionando desde la microempresa, y enriqueciéndose por sus encuentros con la persona de a pie. También menciona varios personajes históricos que tuvieron grandes logros por fuera de la universidad, gracias la “cultura Libre”, el fomento de la creatividad, el trabajo mutuo, el afán de conocimiento, el comercio. Pero nuestra realidad es otra, aún estamos en la tiranía del papel, un papel con la cara de Gaitán te pueden conseguir un paquete de papas, un papel que diga VIH positivo te puede cagar la vida, y un cartón con tu nombre junto con el Lindo nombre de una universidad conocida te puede dar la oportunidad de moverte libre (aplica condiciones y restricciones), las instituciones, creería yo, son como un lunar con pelo, te fastidia su presencia, te lo quieres sacar pero no puedes, pero si estas de buenas, te puede hasta hacer ver sexy.

Pienso que quien hizo el comentario tiene razón, Ospina se queda en los valles de lágrimas y las escenas telenovelescas. ¿Pero y qué? Muy entretenido, muy bien escrito, muy poético, muy cierto, bueno ya, like y seguir bajando el muro de Facebook. Ah y compartirlo para pretender que me importa. Creo que si uno quiere vivir de las convocatorias puede hacerlo, o si quiere vivir de hacer empanadas y pinta en secreto, todo bien, no sería el primero ni será el último, no todos pueden ni van a tener una exposición en la Tate Gallery de Londres, pero esas no son penas. La cultura libre es una idea linda, de la cual se le puede sacar mucho, porque plantea que un productor cultural ya no tiene que depender necesariamente de la teta del estado, que puede moverse muy a lo Do it yourself ¡y que le puede ir bien! Eso me gusta.

Mi punto es que se puede vivir de esto que llamamos arte sin andar pegados a esa teta como nos enseñaron en la academia, recalcitrante y burócrata, se puede hacer una búsqueda de conocimiento hablando popó con los amigos, sentándose a dibujar solo porque sí, mirando una película de Adam Sandler, saliendo a montar cicla, sea como sea, pero siempre compartiendo las ideas. Ahora no le quito el mérito que tiene la academia, no es que le cargue bronca porque soy mal estudiante (aunque lo sea), uno siempre tiene ese amigo que cuando sale del colegio, sólo habla del colegio, de los paseos y las recochas, y pasan los años y sigue hablando de eso, ¡qué fastidio!. Decir que sólo se hacen aportes en la cultura gracias la academia  y demás,  es como decir que una puta no puede escribir poesía mística, o que un Ph. D en filosofía no se jala la nutria mientras mira Redtube, ¡y vaya que lo hace! Sí se puede ir más allá de la escuelita, todo es cuestión de voluntad, y de palanca.

Alejandro Quito Gaona

referencias:

http://lasillavacia.com/elblogueo/lospina/22116/de-que-vive-un-artista

http://www.letraslibres.com/revista/dossier/instituciones-de-la-cultura-libre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s